lunes, 3 de julio de 2017

EL ROL DE LOS INTEGRANTES DE LA BANDA DE LA AVIONETA MARIGUANERA

LOS IMPLICADOS UNO POR UNO
Según los documentos se cataloga a Daniel Celis y su hermano, Miguel Celis, como "organizador/proveedor/financiador" y a partir de ellos una red de conexiones en las que aparecen distintos "asistentes, colaboradores y administradores", según las diversas pruebas que se fueron recabando.
A continuación el rol de cada integrante:
Daniel Andrés "Tavi Celis" y Miguel Ángel Celis: organizaban las diferentes adquisiciones y remesas de droga, con el objetivo de su distribución y venta. Además, dirigían a sus asistentes y colaboradores, impartiendo órdenes de distinto tenor, las que se emitían por diferentes vías, según las características de las transacciones.

Eduardo Ramón Celis: Asistía y colaboraba con sus hijos en la intermediación con proveedores, realizaba pagos en efectivo y viajaba a negociar las ventas en diferentes puntos del país, en especial a Córdoba.

Sergio Marcelo Baldi y Marcos Javier Velázquez: Tenían por función, mantener la comunicación entre los hermanos Celis, de manera permanente, fluida y secreta, sobre la logística y organización del transporte aéreo y terrestre de la marihuana, seleccionando y acondicionando, pistas de aterrizaje en las localidades de María Grande, Aldea Brasilera, Aldea Salto, Sauce de Luna, Bovril, Alcaraz, Colonia Avellaneda y Villa Urquiza.

María Fernanda Orundes Ayala: Bajo las órdenes de Daniel Celis, se encargaba de la recaudación del producido de la distribución y venta del tóxico a organizaciones más pequeñas en Paraná XVI, barrio Antártida y San Agustín de Paraná.

Yamila María José Corradini: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Miguel Celis y era la encargada de informar el stock de droga y la disponibilidad a los encargados de la distribución y venta. También hacía de nexo en la comunicación entre los hermanos Celis.

María Laura Zurita: Respondía a las órdenes de Daniel Celis que recibía a través de Orundes Ayala, se encargaba del almacenamiento de la droga en su casa, para luego modificar su aportación y proceder a la venta. También fue quien entregó un celular a Daniel Celis, cuando estaba encerrado en la Unidad Penal de Paraná, para que él pudiera impartir órdenes desde la cárcel, y controlar desde la cárcel el negocio de la droga.

Renzo Bertana: Respondía a las órdenes de Daniel Celis y se encargaba de la recaudación del producido de la distribución y venta del tóxico en los barrios Paraná XVI, Antártida y San Agustín de Paraná. Además, asistía a Zurita y Orundes Ayala en sus traslados para el cumplimiento de las órdenes de Daniel Celis. 


Miqueas Julio Córdoba: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Miguel Celis, brindando asistencia personal en su traslado y se encargaba del traslado terrestre de la droga en las ruta provincial 10 y en las nacionales 12 y 127. También almacenaba, fraccionaba y vendía estupefaciente en su domicilio.

Patricio Facundo Larrosa: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Miguel Celis, brindando asistencia personal en su traslado y en las actividades de dirección. Puntualmente, era quien vigilaba e informaba a Celis al momento del aterrizaje de la avioneta.

Julio César Vartorelli: se encargaba de la distribución y venta de la a otras organizaciones más pequeñas de localidades de Entre Ríos y de Santa Fe. Además, bajo las órdenes de Miguel Celis, transportaba personalmente la marihuana y se encargaba del cobro y recaudación del producido de la venta.

Jonatan Iván Romero: asistía en el transporte a Vartorelli, como también, vendía droga en diferentes cantidades en Hernandarias, Viale, Seguí y Paraná. Además, cobraba el producido de la venta y rendía las cuentas a Vartorelli.

Miguel Carmelo Leguizamón: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Daniel Celis, encargándose del almacenamiento, transporte, distribución, y venta de la marihuana, tanto en su vehículo particular (Fiat Qubo), como también en camiones recolectores de residuos que carecían de GPS y estaban afectados a la Unidad Municipal 2 de Paraná, valiéndose de su condición de Director de dicha repartición.

Miguela Fidelina Valde: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Daniel Celis, encargándose del almacenamiento, transporte, distribución, y venta de la marihuana en su auto particular, junto a su marido, Carmelo Leguizamón. También se encargaba de dar aviso de los allanamientos que se producían en los lugares cercanos a donde se almacenaba la droga para salvaguardar el material.

Cristian Javier Silva: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Daniel Celis, encargándose de la administración de los bienes de "Tavi" Celis, como también del producido de las ventas. Además, realizaba cobranzas de las ventas a organizaciones más pequeñas de Paraná. También asistía a Leguizamón en la disponibilidad y la utilización de los camiones recolectores de residuos que carecían de GPS, afectados a la Unidad Municipal 2 de Paraná, en la que prestaba servicios bajo las órdenes de Leguizamón, para proceder al transporte de la marihuana en el radio urbano de Paraná y San Benito. Además, colaboró con Daniel Celis en la obtención de aeronaves, combustibles para aviones en eventuales transporte de las sustancias.

Hernán Jesús Rivero: Asistía y colaboraba bajo las órdenes de Daniel Celis, disponiendo a la afectación de camiones recolectores de residuos que carecían de GPS y que estaban afectados a la Unidad Municipal 2 de Paraná y otras dependencias, valiéndose de su condición de empleado de dicha UM.

Carlos Gastón De la Fuente: Asesoraba y colaboraba en la organización del transporte aéreo de la droga con Miguel Celis, desde el domicilio del nombrado, utilizando su vehículo VW Gol, junto a personas de extraña jurisdicción. También examinaba las posibles pistas de aterrizaje de la organización en Aldea Brasilera, Aldea Salto, Sauce de Luna, María Grande 2º, Colonia Avellaneda y Villa Urquiza, que le presentaba a Luis Céparo o Marcos Velázquez.

Luis Orlando Céparo: Colaboraba en la organización del transporte aéreo de la droga con Miguel Celis, localizando, preparando y acondicionando las diferentes pistas de aterrizaje altenativas de la banda en Bovril, Colonia Avellaneda y Villa Urquiza, que le presentaban Luis Céparo o Marcos Velázquez.

Omar Horacio Ghibaudo y José Raúl Ghibaudo: pusieron a disposición campos en María Grande 2º y Colonia Avellaneda y proveyendo el combustible que iban a cargar en la avioneta cuando aterrizara.

José Marcial Caballero: Era el encargado de transportar en la camioneta Chevrolet S10, la droga que había llegado en la aeronave al campo de los Ghibaudo.